Infantes Amantes, por Hoz Léudnadez (México)

Imagen

Mami,

         mamá,

                    mamita

 

ha venido el niño Pierre

con sus adorables casacas rosas

llenas de holanes

y sus delineadas cejas

 

mírale, con qué ojos viene a sonsacarme

déjame salir a jugar con él

trae consigo lápices

yo tengo papel

donde crearemos los trances

 

y andares

                 poses,

sueños,

                 voluptuosas

y féminas tempestades

 

que culminarán sordas como trazos

como diálogos a pactos

que después ambos utilizaremos

 

para cortejarte

 

y no dejarte dormir triste

sin antes entre los dos,

como todos unos niños respetuosos

 

lamerte

hasta que grites y concilies en los sueños

todos nuestros poemas

en donde te citamos

como la mayor de nuestras institutrices

la única por la cual nos hemos dejado penetrar

a dos puños el infierno.

 

Mami

 

¡te prometo portarme bien!

¡te prometo no mancharme!

 

te prometo que tanto yo como Pierre

nos limpiaremos todo el alarde

sin tocarnos las medias

sin que se nos corra el maquillaje

porque también necesito me prestes tus labiales

zapatillas y hombreras para los vestidos

que le robé a mi hermana y a las primas

 

porque hoy me toca ser la madrina

y él hará de tortillera,

pero por eso mami

no te preocupes,

soy todo un hombrecito

sabes que nací machito

soy valiente

y hosco

pregúntale a Pierre

cuando el mete una vara

yo, por mi hombría ni siquiera me agobio.

 

Mami

 

queremos ser poetas Pierre y yo

él tiene ideas

 

de que besándonos

 

oliéndonos

                   dedeándonos

lamiéndonos

 

y manchándonos los labios de leche pura

conseguiremos la sensibilidad que se requiere

esa que se extingue de hoy en cuando

en la literatura

 

y yo

¡ni porqué me niegue!

 

me encanta ser su novia

él me lleva con veinte años,

pero yo,

a mis ocho

sé demasiados trucos

él no dejaría

que nada le pasase a su mejor amigo

 

él siempre me cuida tanto que

ya me ha hecho clientela al llevarme consigo

por eso me presenta a sus conocidos;

 

los carboneros

me rentó a su padre,

 

a su amante; el jardinero,

me cela frente a su madre

 

me fela junto a Mallarmé,

Moréas, Valéry y Verlaine

y me empina junto a su perro.

 

Mamá

 

Pierre siempre me dice al oído

 

-te amo. Hoz te amo.

 

Él es el único que me respeta,

el único que me las pide con amor

él que siempre juega

sin importar que esté cansado

deslechado

y extasiado…

 

Mamá

 

Pierre dice que cuando él sea viejo

me llevará a París

me hará la más bella del burdel

sin importar nada

sin necesidad de un híbrido no ser

 

mamá él me cuenta

de su vecinito pervertido

André Gide

dice que juntos haremos un simbolismo

más allá de todo

 

pero yo le quiero,

porque entiende

y disfruta toda mi locura

se retuerce cuando siente mi hibridez

él sabe que soy astuta, yo,

como hombre y como hembra

y mama mamá mi pluma

y yo dejo y le beso lo tieso

y no me siento solo…

 

soy una farota ruda

que deja de ser solitaria

y es lo que es sin dudar

de mi androginia tan extraña,

 

cuando en ensueños me acuerde de él

y sepa que desde antes

aunque todos se persignen queimporta

 

 

el erotismo no se podrá deshacer

porque seremos… los poetas de la luna

 

por eso mami;

 

déjame salir a jugar con él,

que me muero por ser la meretriz única

esa, que lo hará enloquecer.

Imagen

Pierre Louÿs, 1893

[De las malas influencias

hozléudnadez/Sogem/Indautor

No;03201312041010280014/AvraHibridabra ltd/derechos reservados]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s