Fragmento de “El paraíso del burro”

El tío Narciso decía que es una enfermedad, “los homosexuales están enfermos y sufren de un mal contra natura, un trastorno de las hormonas”. Esperanza, la madre de David y de Dimitri, alegaba que vivían en pecado, “es un castigo de Dios”. Un profesor de la escuela argumentaba que es culpa de la sociedad, rezagos del capitalismo, “una desviación política y para corregirla, el individuo debe convertirse al Marxismo-Leninismo”. Resumiendo todo eso: la homosexualidad es una enfermedad que se cura con el Marxismo o cuando Dios quiera. “Mejor me quedo lejos”, pensaba David para sus adentros, “por si acaso se pega”.

Fragmento de “El paraíso del burro”
Novela inédita de Ariel B. Acosta

[Foto de Raúl Cañibano Ercilla]

ann

Ariel B. Acosta Ulloa (Sancti Spíritus, Cuba, 1979). Ex actor del grupo “Teatro de los Elementos”. Miembro del taller especializado en preceptiva “En el vórtice de la contemporaneidad”. Obtuvo el primer premio del Concurso Territorial “Zenón Rodríguez” en el 2005 y ese mismo año el Consejo Nacional de Casas de Cultura le otorgó la Beca de Creación “Sigifredo Álvarez Conesa”. Textos suyos aparecen en las revistas El Caimán Barbudo y Calle B, así como en la antología poética “El Libro de los Aforismos” (Editorial Mecenas, Cienfuegos, 2008). Reside en Bélgica desde 2007. Es el autor de “La balada de los suicidas”, cuentinovela publicada recientemente por Eriginal Books.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s