La calle

Imagen

LA CALLE intoxicada de malos agüeros

los nuevos déspotas con el corazón mullido

 

 

He contenido la palabra para no fundar arrebatos

he forcejeado también con la noche desahuciada

y su menoscabado colchón de maledicencia roja

mientras mi pelvis claudica sin la erupción de los  aplausos.

 

Sola de mí con la libre jerarquía

de alzar apetitos sobre la arenosa espalda,

deshacer el ruido ahíto de sombreados mártires

con olor a almizcle.

 

Uno las herrumbres respectivas de antiguos insomnios

mi instinto se apega al nombre exacto clavado en la ingle

un labio semiabierto lo columpia hasta el hartazgo para sacudir migajas

y  seccionar la resaca tenebrosa que produce el desfiladero.

 

Sola de mí, pulo los ojos nómadas que cuelgan del acantilado

y  una lengua vidente sabe que me acerco

con este morbo intermitente que asquea     

para calzarme a él sin el aire de la fuga

 

limpiarnos mutuamente los rubores de las frentes

tocar las domesticadas bocas y descubrirnos más.

©Natalia Lara

(Obra perteneciente a la revista ensamblada “La tapa del frasco” a cargo del escritor carabobeño Carlos Yusti, 2014)

_______________________________

Foto: Eikoh Hosoe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s