«Finalmente el festín»

mujer

*

a Armando Rojas Guardia

He sentido caer los párpados entre los granos de polvo al descubrir una sinfonía a destiempo.

He conversado con la sombra del desamparo – me he posado en sus ruinas.

He mamado el hilo tempestivo de un cello sin cordal triturada su caja hueca en el pandemonio.

He tensado la cuerda que columpió a la muerte con fármacos anticolinérgicos a la hora del postparto.

He saboreado letal sal diseminada junto a las bocas de los míos y aún recorre mi lengua la terneza de los naranjos – su riachuelo florido de un blanco ángel.

He quebrado la paz tenue en el silbido agudo del padre donde reposan mis vértigos.

He truncado la ávida memoria con lo “Áspero” de Arráiz – espeso y rebelde se ha instalado en mis muslos.

Finalmente el festín sobre un lago espectral.

Junto mis manos famélicas y lavo la devastada piel de la calvicie de los días

porque hirsuta y exhausta he sido feliz.

©All rights reserved. Author Natalia Lara 2014

__________________ Foto: René Groebli __________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s