Erika Reginato, selección y traducción en El trazo infinito del universo (Tomo I)

Erika Reginato. Es una poeta, ensayista, traductora y antóloga venezolana, ha hecho un trabajo especial referido a la figura del poeta italiano Giuseppe Ungaretti. La literatura italiana mantiene un ritmo y una lírica especialmente románticas, logradas en las traducciones de Reginato, esto en los diferentes tomos donde quedan expuestos los poetas italianos contemporáneos de mayor distinción. A continuación, una pequeña muestra de los textos compilados en su libro “El trazo infinito del universo” (Antología bilingüe Tomo I, Monte Ávila Editores, 2013).

***

0108

Cuatro poemas para Carlo Betocchi

Deja que el viento complete las palabras

que tu voz no sabe articular.

No hacen falta más palabras.

Somos los dos el mismo silencio.

Como dos espejos, sin ninguna imagen,

que entre el uno y el otro producen

un simple rayo. Y nos basta.

(de “Poesías para poetas”, Margherita Guidacci, 1987)

Quattro poesie per Carlo Betocchi

Lascia sia il vento a completare le parole

che la tua voce non sa articolare.

Non si occorrono più le parole.

Siamo entrambi il medesimo silenzio.

Come due specchi, svuotati d’ogni immagine,

che l’uno all’altro rendono

un semplice raggio. E ci basta.

***

thomas farkas

A una frente

Variación sobre un tema obligado

                                                          a Lautréamont

Frente de raso, encorvada sobre las esfinges

que desorientan con ojos oblicuos

doblez por doblez tu genio amargo:

a la hora en la que faros temibles

se encienden en la vía, rechaza el sueño

que hipócrita se apoya en tu nuca;

y abierto de par en par en el pálido dominio

de una lámpara, fría alba malograda,

la blanca catacumba de tus ojos.

Cerrada, exhalando olor de ciprés

rechaza los sueños con dulce lentitud,

como al querer descansar en la orilla

se aleja de una isla, un barco

sin añoranza, cuando el pecho está calmado.

(de “Ejercicios”, Giovanna Bemporad, 1980)

A una fronte

Variazone su tema obbligato

                                                                                                                                a Lautréamont

Fronte di raso, curva sulle sfingi

che disorientano con occhi obliqui

piega per piega del tuo genio amaro:

nell’ ora in cui temibili i fanali

si accendono per via, respingi il sonno

che ipocrita si accosta alla tua nuca;

e spalanca nel pallido dominio

di una lampada, fredda alba abortita,

la bianca catacomba dei tuoi occhi.

Chiusa esalando odore di cipresso

respingi i sogni con lentezza dolce,

come per voglia di adagiarsi a riva

si respinge da un’isola una barca

senza rimpianti, quando il petto è  calmo.

***

0088

Los cuchillos

«¿Y?» me dice.

Tenía miedo. Reía

De un golpe, el viento se elevó.

El árbol entero tembló.

Apretó el gatillo. Cayó.

Vi su rostro hecho pedazos

sobre los cuchillos: los cortes.

Oh, mi dios. Mi Dios.

¿Por qué no existes?

(de “El muro de la tierra”, Giorgio Caproni, 1975)

I coltelli

«Be’?” ?» mi fece.

Aveva paura. Rideva.

D’un tratto, il vento si alzò.

L’albero, tutto intero, tremò.

Schiacciai il grilletto. Crollò.

Lo vidi, la faccia spaccata

sui coltelli: gli scisti.

Ah, mio dio. Mio Dio.

Perché non esisti?

***

farkas-7

El calor justo

Haz que el verso crezca como el pan

en el horno a su justo calor. Huele,

pues también el verso emite el misterioso

perfume del éxito de algo.

Vocales y consonantes se acoplan,

se encadenan y funden. Sale

un pequeño espíritu de Aladino y danza

arriba y abajo por el salón.

(de María Luisa Spaziani)

Il calore giusto

Fa lievitare il verso come il pane

nel fondo al suo giusto calore. Senti

che anche il verso emette il misterioso

profumo della cosa riuscita.

Vocali e consonanti si alleano,

s’incatenano e fondono. Ne esce

lo spiritello d’ Aladino e danza

su e giù per la stanza.

***

thomaz-farkas-bx

El misterio del amor

Como si hubiera elegido no desearte

para tenerte en el mismo interior del deseo.

(de “Con el dedo en la tierra”, Piero Bigongiari, 1986)

Il mistero dell’amore

Come se avessi scelto di non desiderarti

per tenerti all’interno stesso del desiderio.

.

_________________________

Fotografía: Thomaz Farkas

_________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s