Un poema

itou-kouichi-ojoscaleidoscopioblog18

Es más grata la sombra y el lucero es más puro.
Una luz imprecisa los espacios colora.
Víctor Hugo

Estoy en mi morada contenida
inhalo la flema ennegrecida arrodillada
una estela serpenteante se corona,
bebo el agua de tu euphorbia milii.

Y un lago salobre acrecienta mis párpados.
Y un lago salobre se hace fuego inquietante.

Se diluye mi nombre en la savia
[de tu cintura
d e s o l a d a
Hijo del mar y la noche.

Y una espada dulce franquea las palabras.
Y un jadeo silencioso enciende nuestras sombras.

Prosternado ante el grito de mis dedos mudos
los devoras con el rumor de tus labios

como un perro.

Hacedor de mis trozos delirantes.
Hijo del mar y la noche.

© Natalia Lara

_________________________

Foto: Itou Kouichi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s