Mi hermana…

67c926fd12c9196c53887f26e96a7c2a

  ººº

 

Mi hermana con cinco años de edad tenía el cabello como el fruto del totumo. Templo brillante donde moraban los almendrones y el ponsigué. Con un poco de onda, se lograban visualizar las serpentinas en sus pequeños ojos asiáticos: negras yerbas entre el tapiz de una clara piel. Luz del relámpago silente, aquella fina cintura. Hubo una palma abierta como sostén, en las madrugadas de cucarachas inflamadas. Una hendija en las cabezas de las camas nos ayudó a entrelazarnos. En medio del tiempo y sus barrancos, una campana movida por las piedras me lleva a resbalar lentamente… cambures y galletas de media noche. Abajo, en las escaleras, las viejas palmas relucientes, infancia donde duermo, vuelvo, duermo y me abandono.

(para Natacha)

 

©  Natalia Lara

 

_________________________

Foto: Robert Doisneau

_________________________

 

2 pensamientos en “Mi hermana…

  1. María Catoni dice:

    Hermoso poema a tu hermana mi nieta se llama Natasha

    • Natalia Lara dice:

      María, gracias. Mi hermana se llama Natacha. Pero, tengo otra hermana muy pequeña por parte de padre que lleva el mismo nombre, solo que escrito como el de tu nieta. Mi padre es increíble.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s