Espadas

 

31

Las hespérides negaron sus manzanas
retornó hueca la mano en su veneno
escaramuzas sobre ópalos ebúrneos
el banquete ajado de los seres.
Adviene el tiempo imponderable
de roídas y selladas banalidades
sujeción que boga en los estanques
argamasa de cicutas senescentes:
una horrida espada corta las gargantas.

 

 

 

© Natalia Lara

(Venezuela)

 

 

 

 

_________________________________________

Ilustración: Murat Sayin