Mercedes Gil: Tarde de sol y ríos

203963603_b9bcbcf622_z

 

 

El día despunta con la melancolía…

 

El día despunta con la melancolía habitando las ausencias

Hay vestigios de lluvia

Más allá de la retina

persiste una tenue garúa

Insistente el cielo deshabitado me recuerda

[ mi propio alejamiento del mundo

El ruido ajeno a mis andanzas

late nostálgico en las sienes

Me extraña tanto o más de lo que le ignoro

El tiempo pasa dejando huellas indelebles

Un desierto de besos maltrechos

El bosque de voces del otro lado de la cerca sin mi voz

Un clic con mil abrazos que no apagan el frío

El día pasó sin novedad alguna en sí misma

Yo soy la novedad

Intentando a cada tanto reinventar mis días.

 

 

*

 

 

cfddacd2f1650ae9951efb9a2ae1e3276f5683162578f388f0792a8817989867

 

Nada temíamos al final del día…

 

Nada temíamos al final del día

Nos lanzamos en picada a un abismo de torrentes

Un batir de alas celestiales nos sacó del letargo

Tuvimos conciencia el uno del otro

Dejamos de mirarnos en nuestros espejos

Miramos dentro de nosotros y nos encontramos

Descubrimos que con poco se roza la felicidad

Encontramos caminos transitados por la esquiva alegría

Afuera un ave primaveral traía mensajes de inviernos futuros

Un ave oscura recuerda en su picoteo lo sagrado del nido

Otra ave no menos veraniega deja una estela de pistilos

Supimos de inmediato que con menos se viaja ligero

Nos enteramos que al paso del tiempo valoramos lo intangible

Nos dimos cuenta que las ataduras hacen pesado el despegue

Incrédulo el reloj avanzaba al encuentro de las lunas

Atrás quedan los soles que nos cobijaron

Cada amanecer es una lección de descubrimientos

El hallazgo más reciente sigues siendo tú en el hombrillo

El parpadeo constante delatando desconcierto

Un cielo bifurcado sobre tus hombros

El movimiento lento de los labios pronunciando nuestros nombres

El tan inesperado día llegó y seguimos descubriéndonos.

 

*

 

99b27aaf09639d6cd77d6463e9faefdb

 

El tímpano de la noche sangra…

 

El tímpano de la noche sangra

Una tenue melodía

surca el velo nocturnal

El pasado frío cadáver del tiempo

se cuela cual polizón

La nave zozobra un instante

Solo un instante

El instante del rayo cayendo

El terreno fértil florece veladamente

Flores oscuras señalan rutas

Antiguos besos de hiel

truecan las mieles de otros

Casi sin querer

Ruedan dos estrellas gemelas

La nave retoma su curso

La brújula no se detiene

Los rayos de dos soles

devoran la noche

justo antes de tornarse más oscura.

 

 

*

 

518081563_780x439

 

 

La ciudad cierra sus fauces al despertar la luna…

 

La ciudad cierra sus fauces al despertar la luna

Ríos de gente regurgitan

Las esquinas carecen de soledades

Oscurece a intervalos

Los minutos parecen horas

Un agujero negro consume hasta el último aliento

Una dama transparente

solitaria y callada

acompaña las ausencias.

 

*

 

06527bf5f275828b7b102944a2587a802f6ab2cacf0c7c1ba15ca446e872ddc3

 

 

Deprédame las angustias…

 

Deprédame las angustias

de vivir un tiempo sin tiempo

Ignóreme el desencuentro de velada inconsciencia

Devele lo peor que llevo dentro

Excomulgue los demonios

artífices incansables

apresando mis pies

Déjeme sin memoria

Manías asesinas de ilusiones

Me prefiero presa fácil del impulso

que sumisa y sin sueños.

 

*

 

163b722b4ed8a3195cca24c926f350b4e06ca0d3fe4b55391afaff6af5868bf9

 

Hay tres incendios…

Hay tres incendios consumiendo mis adentros

[ hasta los cimientos

El incendio de tu rostro

hecho espalda y pasos firmes

Tardes de sol y ríos

Matices de lluvia

Tazas de té, chocolate y café

Abanico cerrando sus pliegues

Fuego inminente consumiendo todo

Fuego dormido en las entrañas

incendiarán los días sin ti

Se abre una puerta un sol nuevo

Distinta ribera bordeará tu camino

Hay un incendio escondido

Entre las pupilas las llamas brotan

Lava arde en las mejillas

Húmedo incendio

Sin humareda

Sin cenizas.

***

 

img-20190111-wa0011   Mercedes Gil. Nacida en Upata. Actualmente reside en San Félix.  Es funcionaria de la Corporación Venezolana de Guayana. Estudió Trabajo Social en Ciudad Bolívar, y en la Universidad Central de Venezuela se licenció en Educación. Su vocación literaria la vive desde los 17 años de edad, inspirada en los romanceros españoles, y en el ilustre escritor venezolano Andrés Eloy Blanco. Realizó el primer Diplomado de Literatura Venezolana a cargo de Fundaletra y la Sala de Arte Sidor. Ha publicado sus textos poéticos en algunas páginas digitales. Actualmente forma parte de los Juglares de la Poesía Guayanesa.

_______________________
FOTO:  Koichi Ito
_______________________

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s