Un poema

54390899_10219148990215430_2330686843810480128_n

 

 

“Oh, carruaje misterioso,
conducido por caballos
de fragante sombra.”
Juan M. González

A B D U C T I O N

Había una noche alta
en la que pugnaban párpados
y resollabas averiado
cuando te amurallaban sombras.

El sudor nervioso
a tus ornamentos benévolos
[trepaba
sobre tu Tierra sombría
se sumergían los huesos
[a contraluz.

Y sin darte cuenta
del fuego que cuece
irreversible pulverizaba
tus arabescos delirios.

Tragándose tu pecho
y el universo de tu sexo
cuando la aurora anunciaba
tus trozos húmedos de muerte,

cerrando los maltrechos ojos.

***

©Natalia Lara – Venezuela
http://www.redescritoresespa.com/L/lara.htm

 

 

 

 

 

 

 

__________________________________________________

Fotografía: George Georgiou

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s